Filtrar por

Marca

Marca

Filtros activos

Lomito bellota curado Sierra de Béjar

Availability: Out of stock

Producto fuera de stock

Piezas de 450 a 500 g. Aprox. 

Lomito de bellota curado de Sierra de Béjar

Puede consumirse en crudo tal cual se presenta o también se puede asar o cocinar.

Ingredientes: Lomito de bellota, sal, pimentón, ajo, orégano, conservadores (E-252, E-250) y antioxidante (E-301).

1º Lomito macerado con los ingredientes expuestos anteriormente. 

2º Secado a 8º durante 45 días en secadero artificial.

3º Secado natural durante 60 días en una temperatura ambiente que oscila entre 10º y 16º.

Producto sin gluten

Lomo Bellota 100% Raza Ibérica Único de La Hoja...

Availability: 20 In Stock

1/2 Pieza de 600 a 650 g. Aprox. 

Lomo Bellota 100% raza ibérica Único de Guijuelo (Salamanca)

Uno de lo elementos diferenciadores de la Hoja de Carrasco se encuentra en el proceso de secado. En la chimenea con leña de encina permanecen de 2 a 3 días parea el secado de la tripa; el siguiente paso en su estancia en los secaderos naturales y bodegas.

Lomo Bellota 100 % Raza Ibérica de Salamanca...

Availability: 20 In Stock

Piezas de 1 a 1,4 Kg. Aprox. 

El Cerdo Ibérico es generoso en aportar excelentes carnes naturales, que son transformadas con el mayor esmero y cuidado en embutidos de alta calidad.

El lomo ibérico es una pieza noble del cerdo ibérico que se elaborada de manera artesanal. Una vez escogidas las mejores piezas, se adoban con sal marina, pimentón  de la Vera y ajo natural y a continuación se embuten en la propia tripa cular del cerdo. Finalmente, se atan a mano los extremos con cuerda al estilo tradicional.

Lomo Cebo Campo 50% Raza Ibérica de Salamanca...

Availability: 10 In Stock

Piezas de 1 a 1,4 Kg. Aprox. 

El Cerdo Ibérico es generoso en aportar excelentes carnes naturales, que son transformadas con el mayor esmero y cuidado en embutidos de alta calidad.

El lomo ibérico es una pieza noble del cerdo ibérico que se elaborada de manera artesanal. Una vez escogidas las mejores piezas, se adoban con sal marina, pimentón  de la Vera y ajo natural y a continuación se embuten en la propia tripa cular del cerdo. Finalmente, se atan a mano los extremos con cuerda al estilo tradicional.